03 octubre 2016

La Abunani

Este es mi regalo de cumpleaños… es el regalo que se me ocurrió ayer domingo, un día antes de su cumpleaños!!

Quién es la Abunani?.. Se llama Maria Antonia Ramirez (Rodriguez, Salazar, Valbuena, Avendaño..) así siempre han bromeado en casa con su nombre. La conocimos hace muchísimos años, cuando mi tía Celina la llevo a casa y la presentó como su amiga del trabajo. Ambas se hicieron amigas, mientras trabajaban en las casas de familias que vivían en el hatillo, lo sé porque en algún momento alguna de las dos me lo contó… bajaban al jardín a llevar a los niños en las tardes, después de todo el oficio del día, y mientras los niños jugaban, ellas se ponían al día con las cosas de sus jefes, las recetas, los amores, los vallenatos y todas las cosas de sus vidas.
Pronto tendría su primera hija: Eva Maria, quien se crió con nosotras desde chiquita, era nuestra muñeca y luego la humanizamos para convertirla en hermana. Pasaron fiestas, reuniones y fin de años, que nos unieron todos los fines de semana que fue posible para celebrar, comer, bailar y limpiar. Reunirse en la casa, era uno de los tantos nexos que compartíamos muy relacionado con Colombia, eso que todo inmigrante extraña de su cultura, y que en el país donde va, lo revive con la gente de su propia tierra: comer sobrebarriga, preparar tamales, escuchar vallenato, y tomarse un aguardiente. Todo y más, si era posible lo compartimos con Maria Antonia. Luego vendría su otra hija Mayrebi, a quien poco conocimos de pequeña, pero de grande se convirtió en otra hermana heredada….

Con los años lo decreté, si la vida me regalaba la oportunidad de ser mamá, yo quería que Maria Antonia me ayudara. Yo no sabía con precisión que su experiencia profesional era cuidando bebes, tampoco que cocinaba rico, y que era tan organizada y cuidadosa bajo el control de una casa. No lo sabía. Pero cuando pensé en ella, no estaba pensando en eso, creo que pensaba que ella era muy buena y que podría confiar en ella, toda la vida conociéndola, en quién más podría confiar.
La vida me dio un regalo hermoso, una hija linda que al nacer ya tendría alguien que pensaba como cuidarla. El día que anuncié lo del embarazo, ese día Maria Antonia también estaba invitada. Ella estaba tan contenta como mi familia, y ese día le hice la propuesta de trabajar conmigo para que cuidara de nosotras, y así fue, un mes después de nacer estaba en la casa, y de repente, ya vivía con nosotras. Desde ese día se cristalizó un compromiso, que siempre he pensado que nos une con mi tía Celina, su amiga del trabajo, y ahora más que nunca con Sofi, que es como otra mamá para ella.

Y cuando se volvió Abunani?... bueno pensando y pensando, desde los meses de embarazo y cuando nació Sofía, se me ocurrió que ella era una mezcla de Abuela con Nana, y que mejor que llamarla Abu-Nani. Así se quedó… y hasta hoy, yo y mi hija la llamamos así. Es así cómo pasa que a la gente que se quiere mucho y se le pone un sobre nombre. También es así como pasa, que la gente que no es tu familia, la quieres como de tu familia y llega a ser familia. Es así como ocurre, que para su cumpleaños se me ocurrió regalarle estas líneas y las fotos que la acompañan… luego tendré que buscar una receta de torta en internet, para darle otro regalito.
Feliz cumpleaños Abunani!!!
Y gracias por estar en nuestras vidas!!!
































02 octubre 2016

Los que se quedan... los que se van...

Buenos días!!!.... Hoy me desperté temprano.

Acá en venezuela, hoy son las 6:30 AM y en muchos otros lugares del mundo, son otras horas probablemente.

Ayer, a las 6:00 pm uno de los pocos y más cercano primo que tengo en venezuela, por parte de mi mamá, partió a vivir a España. Y en España creo que son 6 horas de diferencia con respecto a venezuela.

Me alegra mucho por mi primo, aunque nació acá, decidió irse a los 45 para empezar una nueva vida allá. Se fue con su pareja: madura, buena e inteligente, que no conocíamos hasta hace 4 días, pero que él si conocía desde hace mucho,  y lo más  importante, se quieren.

Se fue sin empleo, ni papeles y tampoco con millones en el bolsillo, pero estoy segura que se fue con lo más importante: certeza y convicción.
Se fue a intentarlo todo y no tiene pasaje de regreso.
Se fue porque se canso de intentarlo y creer que acá, las cosas podrán mejorar pronto.
Se fue porque quiere tener un futuro diferente, que incluye trabajo, salud, amor y tranquilidad.

Creo que hizo lo correcto.

Y en estas circunstancias, me ha dado un maravilloso ejemplo.

A Pesar que no nos veíamos con frecuencia, creo que me hará mucha falta. Y lo pienso porque mi familia que es muy grande, por parte de mamá y papa , nunca los he vivido como un familion me refiero a eso de: cenar en casa de la tía, ir al cine o una fiesta con los primos, hechar cuentos hasta tarde de la familia...

Muchos de los tíos  y tías, son inmigrantes de padres colombianos y nacidos en Colombia, mis tíos viven muchos en Colombia y otros tantos en venezuela. No tengo tíos en otra parte del mundo.
Y entre Colombia y Venezuela, aunque son muchos y distribuidos por todas partes: Bucaramanga, Cucuta, Merida, Apure, Barinas y caracas, no los veo tanto ni tan seguido como para vivir como un familion.

Mi familia también se amplió a los amigos que tengo acá . Y son tan valiosos o importantes como la familia que tengo más allá.

Debe ser este mi tema de meditación del domingo: los que se quedan, los que se van... y la familia siempre volverá.

Les comparto algunas fotos de lindos recuerdos con mi primo, son como augurios para su futuro!!
Y también, de alguna forma, mi más sentido hasta pronto.






18 septiembre 2016

El momento Perfecto!

Desde hace algunos años en ocasiones me despierto puntualmente a las 4 de la mañana. Es como un reloj inconsciente que se activa silenciosamente y en mi mente, por razones que desconozco, es la hora de partir. Sí, no es la hora de despertar, ni del alba, ni del día que amanece, es la hora oscura de la noche que despide a otros.

La primera vez no la recuerdo con detalle, lo que recuerdo es a mi mamá, acostada en la cama, diciéndome: tu abuelita se murió y por eso tu papá tuvo que ir a Colombia, duérmete. Recuerdo el cuarto y la casa. Mucho antes, hubo otra primera vez, y fue en el colegio, no preciso donde vivía, pero sí mi colegio y mi compañera Maryorie. Una mañana, las monjas organizaron un grupo de estudiantes, yo estaba en ese grupo porque era su amiga, probablemente nos lo dijeron pero no lo recuerdo. Lo que recuerdo con total claridad, es el momento cuando entramos a la sala de aquella humilde casa, ese hogar estaba en la vía y nos llevaron en un jeep, vivía en la Vega más allá de lo que yo a mi corta edad había ido y conocido. Nos bajamos y entramos, todos serios y ordenados, la sala era su cuarto y su cama un cajita blanca. La recuerdo dormida. 
Creo que pasaron muchos años, porque no recuerdo más de aquella época. La visita inesperada de la muerte, se quedó callada durante muchos años para mí, en ese tiempo quizá vino de madrugada, pero no la escuche, ni siquiera la percibí.

La gente importante de aquellos días, esa gente que está cerca de ti y se convierte en lo más parecido a tu familia, creo que toda esta viva. Incluso la Sra. Antonia, que ya debe tener más de 90 años, y sigue haciendo empanadas y vive en la misma casa con sus hijos;  Altagracia, Milagros, Lindo…. Y la vecina Lula que también fue vecina y amiga de la casa, y que muchos años después, perdió a su esposo Pedro, y también se hizo abuela de un montón de nietos de su único hijo.
Elida y Carolina, la mamá de Rosmary, Francis y su mamá, Indira, Cefora y Leonidas, Maria Antonia, Jaime y Amelia, El negro y Nelsy, Afonzo y Mary, lo primos que vivieron en casa: Pablo, Roberto y Libardo, la tía Rosa, todos despiertos y viviendo sus vidas… otros, de los que no supe más nunca hasta hoy, la tía Chepa y la Sra. Blanca, amigas de la casa entrañables que ya eran mayores en aquella época, es probable que hoy ya descansen y yo no lo sepa.

Pasaron tantos años como fue posible, y creo que fueron muchos, para conocer la ausencia y el dolor de la perdida. Antes de Ella, no conocía la tristeza de la muerte, creo que no había crecido. Mi tía se encargó de hacerme la vida feliz, todo lo que pudo, siempre que pudo y de la mejor manera que pudo. Helados,  pan dulce, ropa, muñecas, cine, concierto… Ella se encargó de tantas cosas como quiso, y me regaló su compañía hasta la universidad, esa misma que ella se forjo para mí, durante muchos años de limpieza en aquel edificio del Hatillo, de lunes a sábado el trabajo de otra casa, que también era como suya. Ella se encargó de no mostrarme el dolor de una enfermedad que la consumía. Un médico chino llego a nuestras vidas, y por mucho tiempo ir a la California a llevarla a sus citas, era un paseo a lo largo de la ciudad.  Ella asistía a tantos médicos y medicinas como era posible, la mayor parte de su vida la llevó cuidándose a sí misma para Vivir. Gastaba todo lo que tenía en su salud, y regalarme momentos de felicidad. No tuvo hijos, pero no tengo la menor duda que sus hijas fuimos mi hermana y yo.
Hay días que uno jamás olvidará, y aún los lloras si los recuerdas.  Fue un tiempo en el que ya estaba muy cerca de terminar la universidad, lamento haberme demorado porque no me pudo acompañar y era el motivo de su mayor orgullo. Esos días en el hospital, vecino en la universidad, yo vivía entre clases y cama de hospital, los horarios se conjugaron y en la misma oración yo vivía los dos tiempos, uno en el que la vida no para y otro en el que la vida se va apagando. Pase algunas noches cuidándola, entré y salí de ese lugar en todos los horarios que las trampas me permitieron, dormí en sillas y en el piso. Me negué a que le llevaran un cura, no podía decirle con su presencia que debía rendirse, quienes éramos nosotros para eso. Quienes? Si después de tantos años, toda una vida, durante casi 47 años, ella había luchado para vivir. Quienes éramos nosotros?... mi propósito era firme, y la acompañaría hasta el final.

Lo que pasa es que la vida y su gente, te dan lo que quieren… te regalan lo que quieren. Y tú con el tiempo, si aprendes, lo aceptas y lo agradeces. Esa mañana, después de una noche difícil, me pidió que me fuera a descansar, no podía hablar porque el dolor no la dejaba, pero me pidió con una sonrisa que me fuera a descansar, que ella estaría bien. Yo le creí.
A las 11 de la mañana estaba en una lavandería, cerca de donde vivía. Mi primo llegó y me pidió que fuéramos a la casa, nunca lo dijo o no lo recuerdo, creo que nunca lo quise oír. Desde esa hora hasta muchos días después, se desató una tormenta en mi alma. No paraba, era gris, lluviosa, oscura… no paraba. Todavía hoy la extraño muchísimo, la extraño y la recuerdo. Estoy convencida, desde que nació mi hija que está conmigo en la persona de la Abunani, su mejor amiga de aquellos días de trabajo en el hatillo. La Abunani nos cuida y consciente a las dos, casi como si fuera ella. Así lo siento.

Fue larga la tragedia de la perdida para mi familia y también para otros, en esos tres meses, cada mes, uno al mes, se fueron mi tía, el Sr. Tiberio gran amigo de mi papá, y la abuela Rosa, la mamá de mi mamá. Ahora que lo pienso, debe ser de allí, hace tantos años, que creo que cuando se abre la caja de pandora, salen no una ni dos, sino tres situaciones que me ponen a prueba.
Creo que, otros años después murió mi abuelito por parte de papá. El ultimo abuelito que me quedaba. Tranquilo casi son vista, con su paciencia y hermosa sonrisa, siempre de buen ánimo, se quedó dormido en una sillita. No lo vi, pero así está en mi mente su partida.

Uno no lo piensa, y mientras, el tiempo pasa… pasaron tantos años que casi lo olvidaba, aquello del dolor de la muerte de un ser amado. 
Ya habíamos acumulado tanto cariño y afecto, que para nosotras éramos hermanas. La conocí por su hermana Lexys, una compañera y mejor amiga imposible de la universidad. Con el tiempo, y de tanto andar juntas, su hermana menor, que no era tan pequeña, se unió a nosotras. De mucho en cuando, nos acompañaba a fiestas, salidas, encuentros, tareas, música, comidas… era una más de nosotras. Nos sabía todo, supongo que representábamos la posibilidad de ese mundo universitario, que aún ella no vivía, pero estaba pronta a vivir. Para mí, se graduó dos veces! Una de abogada y otra de comunicadora social, amaba una fiesta y no estaba tranquila nunca. Siempre activa y linda, llena de alegría y juventud. Y ni hablar de los novios, pretendientes por doquier. Es que era una catirita, rellenita, de esas que cuando caminan bailan, y tienen una cara hermosa!... esa era Heillen. Era eso y tanto más!... No sé porque, pero el tiempo y la vida tienen mañas y caminos raros, y uno los transita. Cuando miras atrás, te das cuenta que ha sido maravilloso el camino, porque te dieron algo que no esperabas, y es lo mejor que pudo ser. Así conocí y la vida me regaló una mejor amiga, una hermana.

La primera vez que me mudé sola, salí de su casa, que era mi refugio mientras estaba en caracas, estudiaba en el IESA y trabajaba. Heillen me acompañó en la mudanza, al punto que jamás olvidaría que en su vida había limpiado tanto. Se reía con alegría de aquel día de limpieza y libertad porque  amaba la idea de la independencia. Me visitaba de vez en cuando y financiaba económica y afectivamente, mi relación con Francisco. Era esa amiga, que está allí siempre y si llega tarde no importaba, porque siempre estaba a tiempo. Todo lo sabía, y los aciertos y desaciertos del amor los compartimos todos. Escuchábamos música de esa que te jurunga el alma hasta el llanto, y también cuanta cerveza podía haber la tomamos. Fuimos a la playa, rumbas y restaurantes de bajo presupuesto, hasta decir no más, los conocemos todos! Fueron mucho más que 11 años de amistad, había planes de futuro que incluían jugar,  salir y cuidar de nuestros hijos. Y aunque yo no me casé, y cerré la relación con Francisco, ella sí se casó y se abrió como el sol sale en este momento por mi ventana. Brillaba en su trabajo y siempre estaba en movimiento con el agua de un rio.
El esplendor dura lo que tenga que durar. Hay que saber apreciarlo, y como no sabemos cuánto durará, es mejor vivirlo intensamente y aprender a soltarlo cuando ya no está.

Ese día antes, compartimos compras y conversa en un centro comercial de la ciudad, luego se fue a un concierto de Guaco y yo me fui a cenar con unos amigos comunes. Nos unimos, luego de su concierto y estuvimos hasta las dos de la madrugada juntas, fuimos a comer más y a compartir con esos amigos de muchos años. En la tasca de Juancho, reímos y comimos sabroso, al salir compramos dos botellas de vino, una sería para ella y otra para mí, nos reírnos y nos abrazamos felices por comprarlas y sabernos hermanas. Por alguna razón, que jamás voy a conocer, mi decisión de esa madrugada me alejo de ella para no ver su partida. Su abrazo antes de subir al carro, lo recuerdo perfectamente, incluso sus palabras: “…marica, huevoneta, te conozco!! no me vayas a salir con que no vas…Hermanita nos vemos y sino, estamos hablando”…  y aunque no la volví a ver, creo que no he dejado de hablarle. Y de alguna forma, estoy convencida que me libró de un dolor superior que no podría haber soportado. A las 4 de la madrugada se fue. A las 7 de la mañana me desperté y de allí en adelante la caja de pandora se abrió durante meses, sólo un hecho desató, después de muchos años, un dolor que no recordaba y tampoco quería.
El tiempo ha pasado, y me alegra que pase. Es cierto que cura las heridas, y con suerte quedan cicatrices que me alegra no olvidar. De vez en cuando, como esta madrugada, toco las cicatrices y me recuerdan cosas tristes, pero más aún! Personas hermosas que han hecho y siguen haciendo mi vida.

Aún no la entiendo, pero es parte de la vida la muerte, y recordarla viva de alguna forma la revive, debe ser por eso que se celebra el día de muertos en México. Durante dos años he ido a vivir y a entender lo que significa celebrar la muerte, y descubrí que tiene mucho sentido para la propia vida recordar y celebrar la muerte.  Más aún, darse cuenta como retoña la vida de las personas a través de la vida misma.
Ahora, Ya amaneció, se abre el nuevo día, y nada lo detiene… entonces, Vamos a Vivir!
Espero que pasen muchos años más!




 

10 agosto 2016

El vaso medio vacío...

No escribía desde diciembre!!! Entre tantas cosas el tiempo siempre vuela...

Me gusta ver el vaso medio lleno! Siempre que puedo eso es lo que hago. Pero hay días, o madrugadas, en las que lo ves medio vacío, y puede que sea necesario, solo de vez en cuando....

Es muy triste todo lo que voy a escribir pero creo que por triste no deja ser importante.

En mi hermoso país, las cosas están fuera de control en todos los sentidos: comida seguridad medicinas salud empleo... Muchas empresas han cerrado sus negocios y otras con suerte solo han dejado la operación comercial reducida a 30 personas , me refiero a empresas transnacionales grandes que tenían entre 200 hasta 900 empleados !!!

La situación es un completo caos porque le gobierno se sincero con su objetivo del socialismo.
En este momento, por ejemplo, no podamos hablar por wasap o teléfono clásico, porque No hay comunicaciones abiertas de celulares o teléfonos fijos con el extranjero.
La frontera con Colombia la cerraron y sigue cerrada por casi un año! Literalmente quebraron a la gente trabajadora de esa zona de ambos lados y por muy poco medio disminuyeron el contrabando. Es decir, generaron un problema mayor al que se tenía y no les ha importando. Ahora la gente venezolana  se agolpa en ja frontera esperando que la abran para pasar a comprar comida que vale 10 o 20 veces su valor !!!! Y eso pasa porque no hay comida!!! Y la comida de los bachaqueros vale tanto o más que la comida que tu compres en colombia!!

No se consiguen alimentos  regulados y los no regulados los pocos que se consiguen, no son esenciales y valen muy caro porque son importados, no hay sueldo que pague la comida de los bachaqueros. Y hacer colas es la peor pesadilla que quieres en tu vida. Yo lo hago algunos viernes y salgo a las 8 y regreso a las 3 a veces sin nada porque no alcanza y todo es una rosca, a mucha gente la roban o la lastiman en las colas. Se arman golpizas y hay armas, por eso llego a las 8 y salgo temprano. Los ladrones pasan a robar como si nada. La gente empieza bachaquera hace colas desde las 7 pm del día anterior y venden los números... Niños, bebes, ancianos haciendo colas?!!!!  Muchos  padres no los mandan a la escuela porque es la única forma de medio ayudarse en las casas y comer, no es relevante estudiar es importante sobrevivir para muchas de esas personas. En el supermercado los productos están en un rango entre 1200 y 6000 y me refiero a productos sencillos básicos y necesarios, un mercado quincenal son por lo menos para 2 personas 50000 bolívares básico!!!!

El colapso de la seguridad
El tema de la seguridad es quizá la razón primera por la cual el éxodo masivo de venezolanos alcanzó este año el número más alto de su historia. Nunca ni siquiera en las guerras federales la gente se fue de este país, puede que migrarán dentro a otras ciudades, pero desde hace 2 años para acá lo gente del interior se viene por sus propios medios a vivir a caracas en casa de familiares  o comprar comida para llevarla a sus ciudades. La gente mala ladrones malandros y matones están sueltos sin ningún control porque no es una prioridad para el gobierno. Todos los días tenemos noticias de muertes muchas de gente trabajadora que llegando o saliendo de sus hogares muere en manos del hampa. Solo en el mes de julio se cerró el mes con un ingreso solo en la morgue de caracas de 535 personas, oficialmente registradas muertas, la mayoría por violencia!!! Y hay sub registro!!!!

El sábado hace dos semanas fui después de la playa a casa de mis padres, me decidí ir para allá en vez de ir a mi casa, salí de caracas un poco tarde pero en teoría llegaría a las 8:30 Cuando estaba llegando me percaté de un vehículo que estaba parado en la mitad de la vía principal y él  conductor no se movía, parecía inmóvil... Me quede mirando y empecé a pitar con mi carro, a ver si se movía pero nada... Estaba muerto. Era un taxista y nadie se detuvo a ver o ayudar...
La indolencia por miedo es la peor parte.
... Y me quedo pensando en los pocos casos que vienen a mi mente....
Hace como 3 meses en la autopista camino a mi casa encontraron a una mujer joven, de no más de 40 años, con un tiro en la espalda y la encontraron por la mañana porque alguien en la cola se dio cuenta!!!
El lunes de esta semana encontraron muy cerca de la zona "tranquila y sana" en la que vivo a dos malandros muertos, el persona que salía con su camioneta no se dejó y actuó, y eso es muy grave!!!
... Más cerca aún, Anoche en dos ocasiones hicieron dos intentos de secuestro y robo, uno terminó en un choque y se llevaron igualmente otro vehículo!!!!
Las bandas organizadas abundan y se mueven en vehículos con armas de todo tipo, tiene formas de operar atroces que no quiero ni recordar porque me avivan el miedo que tengo y que hace que pierda el sueño, como esta madrugada en la que prefiero escribir para dejar que ese mismo miedo se vaya...

Salud y medicinas....
No hay!!! No hay atención digna a los enfermos en ninguna parte, también la salud privada se ha deteriorado al punto que los pacientes al igual que en los hospitales, deben llevar insumos médicos e incluso su comida!!! Los bebés en los retenes no cuenta con leche, y enfermos terminales no cuentan con tratamientos paliativos para lo que les quede de vida!!! Mueren igual y no son una prioridad. Epidemias de Zika, dengue, fiebre amarilla, tuberculosis.... Están activas en este país y no hay plan de contingencia para cerrarlas por parte del gobierno. Las empresas aseguradoras están en crisis, al igual que: hospitales, farmacias, droguerías, laboratorios e incluso los centros de enseñanza. No hay reactivos, ni normalidad para encontrar ningún tratamiento de ninguna patología, todo lo tienes que conseguir a través de grupos donaciones mercado negro o traerlo del exterior (si puedes)
Los costos de enfermarse son insostenibles económica y emocionalmente en los primeros 3 días de la enfermedad!!!!

Y el empleo....
Esa partecita de la cadena productiva que es tan importante, (para que haya cadena) cada vez se disuelve más, la tasa de informalidad con los bachaqueros de: comida, medicinas, servicios y todo en general, se exponencio!!! Aún más que en los primeros años de Chávez, y ahora no los ves en la calle, están en línea en grupos y muy organizados en las colas.
La decisión ha sido de manera sostenida, Asfixiar el aparato productivo, y las empresas que pueden siguen tratando de mantenerse, pero con el mínimo posible. Las oportunidades son cada vez más pocas y el nivel profesional en muchos casos da vergüenza. Todo el que ha podido y tiene firme su decisión, contra todo dolor, se va.

Ahora justamente pienso, que No me quedan amig@s de la universidad o del IESA, la cuasi última se va la semana que viene...

Finalmente...
Al gobierno todo lo anterior No le interesa al contrario, lo deja así para que la sociedad misma se vaya "depurando", en función del objetivo principal socialista: "redistribución, igualdad y control" SOLO de la miseria del pueblo y cada vez más la escasa educación que se recibe, favorecen el logro de sus objetivos. Todo eso y más se llama genocidio y el gobierno lo tolera y lo lidera.