29 noviembre 2015

Escasez de Alimentos (4ta entrega)

La situación de desabastecimiento de los alimentos en los anaqueles venezolanos, no es menos compleja y al parecer, con igual número de aristas. Lo primero que ya es evidente para muchos, es que claramente esta situación no obedece al argumento del gobierno de la “guerra económica” desatada por la supuesta “burguesía”.  Actualmente las imágenes de la calle son completamente reveladoras: miles de personas madrugando para hacer colas en cualquier mercado, pasando horas productivas –bajo la lluvia, el sol y entre militares– todo para poder comprar productos esenciales.

A partir del 2003 con la política de control de precios implementada por el gobierno, se decretó una lista inicial de 165 productos –alimentos esenciales y productos de higiene personal– cuyos precios serían controlados por el Ejecutivo nacional. Durante los primeros años esa fijación de precios estuvo acorde con el aumento inflacionario, pero desde el 2007 la brecha entre costos de producción y el precio fijado aumentó y llevó a muchas empresas a la expropiación, cierre o la quiebra por falta de ganancias.  Esto afianzó la ausencia del mercado de los productos esenciales.
Una vez más la inflación se hizo presente, y en términos generales en los últimos 10 años, se alcanzó un índice al alza de 1.250%, mientras que en los productos regulados, a pesar del control de precios, el aumento ha sido de 500%. Por su parte, el gobierno al mantener el control de cambio desde la misma fecha, a complicando la situación aún más a productores y empresarios. Entre el 2005 y el 2009, dadas las fallas de producción nacional de algunos bienes, el gobierno comenzó un plan masivo de importaciones que llenaron los anaqueles con productos importados a precios accesibles, pero en el 2010 si hizo notable las fallas en el control de cambio para la importación y se abrió un brecha importante en el pago de la deuda en divisas a los productores e importadores.

En paralelo, la  nacionalización de empresas de la industria alimenticia que se inició en el 2009, evidencia la gravedad del problema actual. Empresas productoras de: café, harinas, aceite, azúcar, lácteos, frigoríficos, semillas, arroz y pasta fueron expropiadas; adicional a la intervención de hectáreas y fincas de ganado y leche, además de las principales cadenas de supermercados (Éxito y Cada). A la fecha, y en acuerdo a los reportes de entidades que dan seguimiento a esta situación, ninguna de esas empresas está produciendo de manera eficiente, y todas de una u otra forma están dando perdidas.
Actualmente, los principales productos de la cesta básica mantienen índices de ausencia en los anaqueles entre 80 y 90%, entre ellos: leche (líquida pasteurizada o en polvo) margarina, mantequilla, azúcar, carne de res, pollo, pasta, queso, harina de maíz, harina de trigo, aceite, arroz, café, papel higiénico, pañales, desodorante, detergente para ropa, jabón en barra, cloro, lavaplatos, champú y jabón de tocador. Todos los productos que hoy están escasos, provenían en su mayoría de las empresas expropiadas, evidenciado con ello, el manejo ineficiente por parte del estado de las expropiaciones, y por consecuencia derivando en la problemática de la escasez.

Las consecuencias en suma para el venezolano promedio, han derivado en lo que a manera despectiva se conoce como “Bachaqueros”, ciudadanos que finalmente en medio de estas complejas circunstancias con ingresos completamente devaluados, salen a comprar los productos escasos y al menor precio, para re-venderlos. Personas especialmente de la base de la pirámide o de escasos recursos, ha encontrado en el desabastecimiento de productos una forma de hacer negocio a través de la re-venta. Hacer colas en Venezuela es un trabajo, donde se encuentran vendedores informales y bodegas no supervisadas que revenden los productos regulados desde 2 hasta 10 veces por encima del precio regulado, es decir ganancias que van desde el 140% hasta 1200%.

Product name
BS. Precio Regulado*
Bs. Precio Negro**
% Aumento
USD Goberment*
USD Black Market**
Arroz (1k)
25
150
600%
 $            3,97
 $            0,21
Pasta (250g)
55
200
364%
 $            8,73
 $            0,29
Harina Pan (1k)
50
90
180%
 $            7,94
 $            0,13
Harina de trigo (1k)
92
200
217%
 $          14,60
 $            0,29
Aceite (1L)
104
250
240%
 $          16,51
 $            0,36
Margarina (1kg)
177
250
141%
 $          28,10
 $            0,36
Leche en polvo (900g)
68
500
735%
 $          10,79
 $            0,71
Pañales (1 pqt)
155
700
452%
 $          24,60
 $            1,00
Toallas sanitarias (1pqt)
20
250
1250%
 $            3,17
 $            0,36
Papel Higiénico (4und)
54
400
741%
 $            8,57
 $            0,57
Jabón de baño (2und)
32
90
281%
 $            5,08
 $            0,13
Jabón en polvo Ariel (1k)
76
300
395%
 $          12,06
 $            0,43
Crema dental Colgate (100ml)
26
100
385%
 $            4,13
 $            0,14
Desodorante (1und)
20
250
1250%
 $            3,17
 $            0,36
Afeitadoras (2und)
33
150
455%
 $            5,24
 $            0,21
Servilletas (1pqt)
138
250
181%
 $          21,90
 $            0,36
* Calculado con la tasa oficial de 6,3Bs/USD
**Calculado con la tasa de Dólar Today: 700Bs/USD

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
En el interior del país y sectores populares, se pueden conseguir productos esenciales pero a costos excesivamente altos. Dada la situación de liquidez falsa, con la impresión de moneda inorgánica, además de la situación de carestía, la gente se ve obligada a pagar altos costos, especialmente la gente que no vive en la capital del país. En este último caso, mucha gente se ve en la necesidad de venir a la capital a realizar compras, sea para uso personal o efectivamente, para re-vender. No sólo es una cuestión de “negocio” para las clases menos favorecidas (mercado informal- desempleados) se convirtió en un trabajo, que de una u otra forma se ha formalizado en su procedimiento. Por otra parte, fenómenos como el intercambio o trueque, así como grupos de apoyo para la búsqueda de los productos, sin distinción de clases sociales, son los fenómenos más importantes de las redes sociales en Venezuela. La gente de manera organizada se ha propuesto salir al paso de esta situación, que en la historia económica solo se parece a la economía en la época pre-colombina.

Recientemente el presidente, se ha determinado en buscar a los mal llamados “bachaqueros”, organizando un “plan” para desarticular las redes que existen. El problema es que la mayoría de la población en este momento, está haciendo este tipo de “trabajo” sea para resolver su subsistencia o para generar lucro.  En este contexto, no se puede olvidar que las fuentes de empleo formal para la base de la pirámide, se han reducido de manera importante justamente gracias a la determinación del gobierno de sacar del juego productivo a grandes y medianos productores-empleadores.


Si se observa el fenómeno desde un punto de vista económico, el venezolano promedio se devalúa día a día, y la forma de no descapitalizarse es invertir todo su dinero (con el mayor rendimiento posible) en bienes, que en este caso son en su mayoría alimentos y productos de cuidado personal, al menor costo posible. El mal llamado “acaparamiento domiciliario” realmente son los ahorros del ciudadano común en sus propias estanterías, que no sólo le permite no descapitalizarse, sino que además, atiende la salud mental mínima de abastecimiento para el individuo dentro de su propio hogar. Por ahora, ni el Estado ni las empresas pueden garantizar la normalidad de abastecimiento dadas las distorsiones garrafales de la economía, generadas principalmente por el gobierno. Es por ello que el mínimo del sentido común social, atiende el problema desde donde puede manejarlo en mediana normalidad, sin que ello aún derive en una crisis colectiva, pero ciertamente, no deja de ser una bomba de tiempo.
Actualmente, a la problemática de la escases se ha sumado un desbalance en el comercio binacional que se mantiene en las fronteras de Venezuela con Colombia, mezclado con problemas relativos a militares o paramilitares residentes en estas zonas. Hechos violentos en semanas anteriores en la frontera colombo-venezolana, llevaron al gobierno nacional a tomar la decisión del cierre fronterizo por un periodo indeterminado. Si bien no se puede negar que el contrabando de productos básicos, que según declaraciones del Gobierno venezolano, el año pasado logró sacar hasta 30% de los alimentos hacia Colombia, tampoco se puede adjudicar 100% a la complejidad del problema económico de Venezuela. Los procesos contrabandistas que se dan en estas zonas son innegables y tienen componentes de involucramiento que pasan por las manos del gobierno, militares e incluso empresarios de ambas partes. Con estos hechos, queda claramente expuesto el problema de la vulnerabilidad en términos de control y legislación de Venezuela con respecto a su relacionamiento comercial, legal o no, con el país vecino, sumándose con ello a la multiplicidad de variables económicas que afectan igualmente al país en su totalidad.

Finalmente, a pesar de que Venezuela ha vivido momentos convulsivos en periodos anteriores y con ello tiene la huella psicosocial del temor a la rebelión masiva, ninguna de las experiencias pasadas llegó a acumular tanto tiempo de conflictividad y desatención social dentro de un mismo proceso político-económico. Es por ello que algunos analistas no dudan en afirmar que el juego político esta trancado, dado que el compromiso y las cuotas de poder en la toma de decisiones para tratar de resolver el problema económico, tendrían impacto directo en los actuales actores: gobierno u oposición y su consecuente costo. En este momento más que nunca, Empresa, Estado y Sociedad, se encuentran acorralados, cada vez con menos posibilidades de acción por lo tardía de las decisiones que en cualquier de los roles imperan. 

Fuentes adicionales:
¿Cómo es la escasez de productos en Venezuela? -Noticias Univisión (Spanish) Enero 2015
Escasez en Venezuela: la gran odisea de hacer lacompra en Caracas – BBC Mundo (Spanish) Marzo 2015
 Por qué hay desabastecimientoen Venezuela? - El tiempo (Spanish) Junio 2015
Venezuela, paraíso del mercado negro – AFP (Spanish)Mayo 2015
Fronteras Al Límite: Colombia / Venezuela. RTVE.Régimen de España  (Spanish) Mayo 2015