28 marzo 2013

…¿Cómo se hace eso de Crear valor compartido!? – Negocios inclusivos



Crear valor, optimizar, tener un buen desempeño, ser rentable y sostenible, trabajar de la mano con otros, son algunas de las múltiples oportunidades que las empresas, las comunidades, las organizaciones sociales y los gobiernos, tienen la oportunidad de hacer. El principio del valor compartido es crear valor económico de una manera que también se pueda crear valor social, abordando las necesidades y los desafíos inmediatos.
Los autores Porter y Kramer  desarrollaron una propuesta, donde explican y defienden que las empresas deben reconectar su éxito en los negocios con el progreso social.


El valor compartido no es responsabilidad social no filantropía y ni siquiera es sustentabilidad, están convencidos que es una nueva forma de éxito económico. Es decir, se requiere de empresas que actúen como empresas y no como donantes caritativos. Se espera que empresas así, cuenten con líderes que sean capaces de desarrollar nuevas formas, habilidades y conocimientos, desde las necesidades de las sociedades donde esperan realizar sus negocios.

Mientras tanto, los gobiernos tienen el reto de aprender a regular de forma que no impidan el desarrollo del valor compartido. Deben creer y apoyar a las empresas,  en acabar con la percepción ampliada, de que las compañías prosperan a costa del resto de las comunidades. En este sentido y en términos de la RSE, la realidad incluso ha sido lamentablemente desfavorable, pues se ha demostrado que mientras más las empresas han comenzado a adoptar la responsabilidad corporativa, más se les ha culpado por las fallas de la sociedad.  Esto plantea un dilema inadecuado, que por consecuencia invita a dar la espalda a las comunidades en las cuales el valor se está generando desde el momento en que la empresa se encuentra allí. Cuidado!

Actualmente la mayoría de las empresas siguen teniendo una visión bastante estrecha de la creación de valor, optimizan el desempeño financiero de corto plazo dentro de una burbuja, que pasa por alto las necesidades más importantes de los clientes, e ignoran las influencias más amplias que puede determinar el éxito en el largo plazo. De acuerdo con Porter y Kramer, aún falta dar un marco general que de curso a los esfuerzos de las empresas que tienen la mentalidad de que sobre su responsabilidad social (los que la tienen), los  problemas sociales están en la periferia, y no en el centro.

Comentan los autores: “La competitividad de una empresa y la salud de las comunidades donde opera están fuertemente entrelazadas. Una empresa necesita una comunidad exitosa, no sólo para crear demanda por sus productos, sino también para brindar activos públicos cruciales y un entorno que apoye al negocio. Una comunidad necesita empresas exitosas que ofrezcan empleos y oportunidades de creación de riqueza para los ciudadanos. Esta interdependencia significa que las políticas públicas que socavan la productividad y la competitividad de las empresas se derrotan a sí mismas, especialmente en una economía global donde las instalaciones y empleos pueden moverse fácilmente de un lado a otro”.

Entonces, todas las políticas y las prácticas para mejorar la competitividad de una empresa, a la vez que ayudan a mejorar las condiciones económicas y sociales donde opera, le permiten crear valor. Bajo este argumento se busca identificar y expandir las conexiones entre el progreso económico y social, lo que importa es que en ambos casos, deba tenerse por principio el foco en la creación de valor. Lamentablemente, muchas empresas no han sabido captar, aproximarse o entender la importancia de su entorno, y con ello dar valor estratégico a sus grupos de interés. 

No dejemos de pensar que para tener éxito, y ya sabemos que las propuestas exitosas son de valor porque generan una satisfacción de necesidades para un grupo de clientes, es necesario tener como ventaja competitiva la configuración y desarrollo de una robusta cadena de valor y todas las actividades y acciones que sea hacen dentro de este relacionamiento. Probablemente este aspecto no sea el único tema fundamental de la creación de valor, pero sí creo que es una de las mas importantes bases para el desarrollo de los lineamientos estratégicos de cualquier empresa que desee incursionar (o lo esté haciendo) en temas de RSE.

27 marzo 2013

Nada es igual, Todo se transforma…



Si lo piensan, detenidamente, cada elemento en la vida: nosotros, los otros, las cosas, la naturaleza, los animales, la tierra… todo cambia… todo se transforma. De tanto en tanto estamos cambiando, algunos opinan que ocurre a cada segundo. La cuestión es que ésta no es una nueva reflexión, tiene los tiempos de la historia y la filosofía, pero lo que me urge en ella es su evidencia especialmente por estos días que celebro mi cumpleaños

Todos los años me invento un “encuentro”  eso que llamamos la fiesta de cumpleaños, y cada año asisten por lo general, los amigos que quiero decir: de toda la vida, otros nuevos y otros que poco a poco voy conociendo. Los días previos a la preparación, que en este caso, fueron varios, se empezaron hacer notar las transformaciones, asaltando mi pensamiento como evidencias para la reflexión que me ha servido para estas líneas.

Justamente ahora, pero también desde hace meses, los cambios en la empresa hacen que la gente agitada ante la expectativa: se ilusione, haga consideraciones, se decida, y especialmente se asuste. Y es que no es para menos, puesto que sus vidas van a cambiar. Lo paradójico es que el cambio de la empresa, no es el cambio de ellos, y en algunos casos creo que no se han fijado en ello. También creo que con la situación personal y la del país, difusamente se ven las oportunidades y en ese contexto también deben considerarse las situaciones que seguramente nos van a cambiar, esos pequeños cambios que alteraran la vida para siempre.  Algunos relacionan esto a la imagen del pequeño giro de timón, que termina enrumbando al barco para un destino completamente distinto, y que luego al cabo de un tiempo, el capitán termina preguntándose, porque lo hice? Es pequeño, casi inofensivo pensaran algunos, pero los cambios más importantes se dan con las decisiones más simples o pequeñas. Ahora mismo, muchos grandes cambios en la vida de esas personas, realmente dependen de sus más sutiles transformaciones. Piénsenlo.

No es necesario un salto cuántico para cambiar, ni siguiera nos damos cuenta de cuantos pequeños momentos y decisiones nos van transformando, sólo pasan día a día, y para verlos hace falta eso que llaman conciencia. La conciencia de uno mismo, y también la conciencia sobre los otros. Es dificilísimo, esto de ser consciente! Mis amigas, por ejemplo, apelan al cine 20 minutos antes de empezar la película, es allí cuando deciden invitarme. Jajaja la conciencia sobre ellas y el afecto que les tengo, no me deja molestarme. Es una tontería hacerlo. Ellas felices, llenas de alegría, igualmente me invitan!! Ese es el verdadero momento de la conciencia, saber que quieren compartir conmigo, aunque sea inviable, pero saben que más temprano que tarde estaremos menos cerca, puesto que se acercan cada una de sus partidas. 

Otro caso… la pasante callada y tímida de la oficina, desde hace 3 meses que llegó y estoy segura que mucho ha cambiado. Puede que sepa que ha sido una buena experiencia eso de estar en un puesto tan lindo, ordenando y atendiendo requerimientos de muchas personas que la buscan para resolver “pequeñas cosas”, puede que sepa que la pasantía es el lugar para adquirir conocimientos, poner en práctica lo que aprendió y tener la oportunidad de estar en una empresa. Pero ella ha cambiado de otras múltiples formas que ahora muy probablemente no puede reconocer, sabrá con el tiempo que estuvo en un gran lugar para aprender, que tuvo una gran oportunidad, que las pequeñas cosas esas de poner orden, fueron la base para que le encomienden a futuro nuevas oportunidades de trabajo, que ser ordenada y solicita a las tareas le puede abrir un monto de posibilidades, que hoy comienzan con una pasantía, pero que en el futuro harán de ella una mujer trabajadora y calificada en el orden, entendida en asuntos de oficina, que muchas veces los más estudiados no entendemos. Aunque no sea consciente de ello, Ella hoy en esas pequeñas cosas, labra su futuro.

Un Bebe tiene 5 meses de gestado, cuánto ha cambiado desde el primer momento en que se originó su vida? Desde Noviembre, quién sabe en qué fecha, un milagro empezó a formarse. Silencioso y lento, un milagro se forma en el vientre de una amiga. Ella y Él, en la sorpresa y la alegría de un fantástico momento, serán cuidadosos y precavidos con la noticia, y esperaran algunos meses más para confirmarlo y contarlo a sus amigos. Mientras yo los llamo para extender la invitación a mi cumpleaños, una fiesta para el cambio de 36 a 37 años, ellos me extienden la alegría de la gran noticia. Llegará una nueva vida en algunos meses, y la vida de ellos, mis amigos, ha cambiado para siempre.  Acumularan la experiencia novedosa de la paternidad por el resto de sus vidas, y cada día será distinto, ineludiblemente cada día se transformará la vida que se gestó hace 5 meses, y a su vez, la vida de ambos estará cambiando inequívocamente. Fantástico!! Es el milagro de la vida, que se transforma y cambia todo a su paso. 

Dos mujeres, cada una a su tiempo y manera, han decidido acabar con su relación matrimonial. Acabar con la relación, para los efectos de las personas casadas, es entrar en la compleja y dura decisión de terminar la relación con la persona con la cual compartirías “toda la vida”. Sea por la razón que fuere, en cada uno de los casos  estas mujeres decidieron cambiar. Dejar la vida que construyeron, para emprender una nueva reconstrucción. Es un proceso largo y en muchos casos, doloroso, el que deviene con la decisión. Se dice que son las mujeres las que le ponen el punto final al matrimonio, son ellas al parecer quienes terminan teniendo los pantalones para la decisión de salir, cerrar y no mirar atrás. Es interesante, pues el cambio en estos casos, se gestó paulatinamente y probablemente no se creyó que al final del camino lo mejor sería terminar.  La cosa es que siempre nos dará temor el salto al vacío, ese salto que implica tomar decisiones duras o complejas, esas decisiones que no solo nos involucran a nosotros, sino también a la gente que amamos. Valientes mujeres, cambiantes y arrolladoras. Felicitaciones por no temer el cambio en sus vidas.

También están los que emprende un viaje, aquellos que han decidió que debían volar. La emoción de la novedad seguramente es el motor que alienta esta nueva aventura. Qué bueno que se lo permiten, una vez más, significará un cambio en todos los sentidos. Quizá en este caso, sea clave la disposición a adaptarse. Es lindo, pues con la decisión seguro la disposición esta. No es una garantía que todo salga bien, pero la vida encajará lenta o rápidamente, las cosas tendrán su lugar seguro o provisional, lo maravilloso será disfrutarlo a cada paso, y si es posible al regreso, traer las bolsas llenas de todo lo vivido y aprendido, será la mayor gratificación.

Pero Nada es para siempre y esa es la maravilla del cambio, que nos recuerda que nada permanece y que por ello, hay que vivir intensamente cada día como su fuere el último. Eso me lo decían las monjas hace muchos años, eso lo leí en algún lugar, eso me lo hicieron saber los mexicanos cuando los conocí en su Fiesta de los Muertos, eso lo aprendí con la partida de mi mejor amiga. Y aunque nos cueste, esta verdad del tamaño de la tierra, incuestionable por antonomasia nos libera a la vida misma, a esa vida que cada uno a decidió tener y vivir. Entonces, cuánto realmente estamos dispuestos a cambiar? Cómo genuinamente queremos transformarnos?
 
Es por eso que mi cumpleaños es la excusa perfecta para celebrar el pasado y el futuro, es por eso que me reúno con la gente que estimo y quiero, para compartir la alegría de la vida que tenemos. Es por eso, que no me canso de celebrar y gratificarme por el camino hecho y por el que está por venir.  No quiero despedir estas letras, sin comentarles de la fortuna que he tenido este año. Buscaba un lugar que fuera acogedor, lindo, flexible, y sencillo, y después de poco, casi como un pequeño milagro estaba allí conversando con la dueña del Restaurante Presidente. Ella muy amable! me abrió las puertas para celebrar mi cumpleaños!!! en un lugar privilegiado de Caracas. Es un restaurante que se ha mantenido por más de 42 años en los Palos grandes, siempre de sus dueños, a la misma usanza de sus orígenes, y fiel reflejo que el tiempo bien vivido aunque se transforme, en su esencia sigue siendo el mismo. 

Gracias Miles por permitirme todo este privilegio tan lindo de cambiar bajo su mirada!










17 marzo 2013

Mi Regreso en Marzo, Mi Cumpleaños con Pomar!

Quienes me conocen saben que año tras año, próximo a los días de mi cumpleaños, se convierte en mi principal divertimento organizar mi cumpleaños.

Si bien es cierto, que para mí el año pasado fue Hermoso, pero también dolorosamente distinto, este año he pensado que la forma de celebrarlo, tiene que ver con la alegría de aplaudir lo vivido y anticipar las alegrías y proyectos venideros con mis renovados 37. Por eso, pensé que la mejor manera de celebrar mi cumpleaños sería, lejos de lo cotidiano, aprendiendo y conociendo los secretos del vino de la mano de la gente de Pomar!!!

Hace aproximadamente dos años que conocí alguno de los productos de las bodegas venezolanas, confieso que por el solo orgullo de ser productos venezolanos hechos con la calidad de empresas Polar, decidí darlos como presente en fiestas o viajes de amistad. Pero fue sólo hasta finales del año pasado, que al permitirme tomar el curso de Cata que realizan en Caracas, tuve el abreboca ideal para una experiencia que no sólo trata del conocimiento y el aprendizaje, sino fundamentalmente de la experiencia de educar los sentidos. No hay manera, que los sentidos no se alteren con el juego de aromas, sabores y colores que visten la cata Pomar, y que se convierten en el hilo conductor de un proceso de apreciación que por paulatino,  no deja de ser delicioso. Es en esencia, un espacio para el deleite de los sentidos, y el placer de darles disfrute en compañía de otros interesados.

Bodegas Pomar nace de la genuina oportunidad de producir vino de excelente calidad en tierras venezolanas, no sólo de la mano de empresas que creen en el país y su gente, sino de la convicción de que esas tierras "áridas" y los pobladores nobles de Carora, darían la simiente perfecta para el desarrollo de un gran proyecto. Cuando conoces el proyecto, y te aproximas a la gente que lo lidera y lo hace posible en todas las facetas de su creación, el deleite del vino y lo aprendido, da paso al orgullo de confirmar que Sí se Puede! Y que Sí Hay cosas buenas para armar nuestra celebración con urgullo Venezolano.


Soy Feliz!!! Celebré la vida vivida, y la que me resta por vivir, en 3 días Bellísimos!!! llenos de detalles hermosos a cada paso, aprendiendo y reaprendiendo, y sobre todo llena por doquier de gente hermosa!

Gracias por compartir conmigo Mi Cumpleaños, y especiales a la gente de POLAR, por hacerlo TAN Especial!!!