10 agosto 2012

Encuentro del BID en Quito-Ecuador 2012

La conferencia Interamericana sobre responsabilidad social de la empresa, se conoce normalmente como la CSRAméricas, y la organiza el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Este año se realizó en Quito- Ecuador durante el mes de mayo, el foco central del encuentro tuvo que ver con las distintas formas en las cuales las empresas se encuentran creando valor a través de la inclusión, y de la relevancia de la medición, comunicación e incremento del impacto en la sociedad de todas las actividades y proyectos asociados a la responsabilidad social de la empresa.

Este encuentro significa, año tras año, la posibilidad de acercarse y conocer los proyectos de RSE que realizan pequeñas, medianas y grandes empresas de todos los países que participan. Significa también, la oportunidad de observar el potencial de los proyectos, sus dimensiones y la posibilidad de realizar sinergias. Es decir, se promueve la creación de valor a través del conocimiento, en los mismos términos que plantean Kramer y Porter. Visto de esta manera, es una mina de oro! que invitados, ponentes, participantes y expositores debemos explotar para compartirla. Desde años anteriores, las necesidades, los temas y objetivos de este encuentro han madurado y progresivamente avanzado en las esferas de interés que los propios participantes hemos solicitado. Este año el enfoque especial se colocó en cadenas de valor y oportunidades para medir y mejorar el impacto de la RSE.

El día uno se realizó un encuentro donde el centro de las presentaciones estuvieron enfocadas en Ecuador; competitividad e inversión responsable, se compartieron experiencias de éxito de RSE en el país. El énfasis se colocó en realizar sesiones abiertas e interactivas, que dieron la oportunidad de escuchar las distintas experiencias, sus visiones, propuestas de trabajo, aciertos y desaciertos constructivos, y en especial el futuro de los proyectos y sus expectativas. Una de las presentaciones realizó la presentación del libro Sostenibilidad Empresarial, experiencias de RSE Ecuatorianas, donde se encuentran aspectos generales y marco conceptual de la experiencia en Ecuador, además de la presentación detallada de 4 casos de empresas pequeñas, 3 empresas medianas y 4 grandes, además de un excelente ejercicio de aprendizajes transversales que resume todos los casos y sus principales aprendizajes.

Al cierre del día, tuvimos la hermosa oportunidad de participar en la sesión de apertura organizada en la Iglesia de la compañía de Jesús y el convento de San Francisco. Las palabras concatenadas, llenas de sentido y estratégicamente enfocadas en compartir el sentido de la RSE desde las acciones y experiencias que lidera el BID, fueron compartidas por Luis Alberto Moreno. Confieso, una vez más, que la arquitectura discursiva y el sentido estratégico de todos los comentarios compartidos por Luis Alberto, continúan hilando y cargando de valor la razón por la cual el encuentro anual que se realiza, tiene valor para aquellos que participamos en el. Por su parte, el presidente Rafael Correa también tuvo una intervención en la bienvenida, que observé reducida por una visión miope y sesgadamente política, del ejercicio responsable que debe significar el crear alianzas y fortalecer el sentido de la responsabilidad social entre el Estado, la empresa privada y la sociedad (ver:  Discurso de Apertura) En general, y como siempre, el coctel de bienvenida estuvo lleno de sorpresas, cultura y un derroche de detalles en dos de los lugares más bellos y llenos de una riqueza artística e histórica de la ciudad de Quito, en resumen, una hermosa apertura!


Los dos días siguientes estuvieron copados de sesiones plenarias y paneles simultáneos, que por su variedad en tópicos, implicaba decisiones de distinta índole de acuerdo a los intereses de los participantes. Por mi parte, quiero compartirles de los grandes temas que fueron, buena parte de las razones por las cuales este año participé en la CSRAméricas.

El primer gran tema, es el seguimiento al conjunto de iniciativas y buenas prácticas que realizan las empresas, como parte de los procesos claves en la medición del impacto de la iniciativas de RSE. Esta área temática se abordó en el encuentro con temas como la revisión de métricas, medición del impacto social, herramientas, seguimiento, cálculo de la creación de valor, grado de inclusión y reportes de sostenibilidad. Se compartieron algunos casos de éxito, centrados en la medición del impacto de las empresas prestadoras de servicios básicos y otras soluciones, mediante certificaciones y calificaciones. Sabemos que actualmente, especialmente las grandes corporaciones globales, reconocen que la RSE crea valor estratégico, ayuda a reducir los riesgos, mejora la calidad de las operaciones, aumenta el valor de las marcas, abre nuevos mercados y genera  oportunidades de ingreso. Sin embargo, es necesario que las empresas a parte de contar con una sólida retroalimentación que les permita mejorar su impacto social, también inviertan en el desarrollo de plataformas de análisis que los inversionistas les sean útiles en la gestión de carteras diversificadas de inversiones con impacto social. Tuvimos la oportunidad de escuchar sobre varios modelos de medición con los cuales, se analizan las practicas de RSE y cómo estas crean valor para las empresas, mejoran la medición y cuantifican el impacto social y medioambiental, sirviendo claramente en la redefinición estratégica de las iniciativas que llevan a cabo las empresas.


El segundo gran tema que tuvo varias intervenciones con proyectos distintos, fue el relativo al empleo joven. El foco central de esta preocupación tiene que ver con el desempleo, pues afecta tres veces más a los jóvenes que a los adultos, sumado a una explosión demográfica en América Latina y el Caribe que se estima para el 2015, alcance un tercio de personas entre los 25 y 34 años de edad, en el mismo contexto, las empresas privadas enfrentan problemas de reclutamiento calificado. En este sentido, uno de los desafíos que se plantea tiene que ver con mejorar o rediseñar los modelos de formación para el trabajo, mejorando las habilidades esenciales de los candidatos jóvenes, y se ha determinado que  uno de los factores críticos de éxito es incluir desde el inicio de los procesos a los jóvenes, y lograr un mayor involucramiento del gobierno, siendo este uno de los mayores empleadores. En este sentido y entre otros proyectos, se  presentó el Programa Nuevas oportunidades de  Empleo para Jóvenes (NEO) que tiene como objetivo unir a los sectores: público, privado y sociedad civil, para impulsar la adecuada inserción de jóvenes al mundo laboral.

El encuentro si bien tiene oportunidades de mejora, es importante resaltar que cada año nos reunimos en un entorno que busca fomentar en los detalles las prácticas responsables. Este año, una vez más, el FOMIN promovió con el ejemplo la inclusión de personal con discapacidades en la logística del evento, fomentando la inserción laboral y la integración social, esta oportunidad se logró gracias al esfuerzo en conjunto con el servicio de integración laboral del Ecuador. Otro aspecto interesante, es que contamos con fotógrafos del Centro de la Experiencia del Adulto Mayor (espacio de interrelación de adultos y adultas mayores, en situación de mendicidad e indigencia, con quienes se realiza un trabajo integral para lograr su reinserción social) quienes tienen experiencia en el oficio de la fotografía, y con ello se hicieron responsables de dicha cobertura a lo largo del evento. Los organizadores también nos regalaron su atención con dos lindos detalles; uno delicioso Chocolate!... extrafino y del mejor cacao ecuatoriano, producido con mano de obra local que garantiza minuciosos estándares e ingredientes de alta calidad. El otro regalo era un bolso artesanal bordado, realizado por una asociación de al menos 200 mujeres indígenas de la región andina de Simiatug Samai, que se encargan personalmente de realizar su diseño, producción y comercialización. Sencillamente hermosos! Por lo demás, lapiceros, cuadernos, puertos USB, señalamientos y escenarios, así como la huella de carbono, fueron elementos diseñados y pensados desde el reciclaje, con elementos biodegradables, que en muchos de sus casos sirven de abono para la tierra después de su desecho. Todo lo relativo a la impresión de materiales, se trató de reducir al máximo a través de la entrega de puertos USB con toda la información de ponencias y materiales. Los puertos también son reciclables!

En definitiva, tuve la oportunidad una vez más, de participar en un encuentro que mantiene estándares altos de organización, calidad y profundidad, pero especialmente, busca reunir y favorecer un tiempo importante para la discusión de los grandes temas y las experiencias que lideran empresas pequeñas, medianas y grandes en materia de RSE.