15 noviembre 2011

Mi amiga Andreina!... una de mis mejores amigas, en el mundo!!




Sí! es una de mis mejores amigas. No tengo la menor duda!!
















Cuando pasan los años y veo claramente que la amistad que nos une es superior a cualquier evento, que el tiempo y la memoria es más clara especialmente cuando reímos y hablamos.

Allí, en ese segundo, lo compruebo: es mi mejor amiga en el mundo!



Mi amiga Andreina es muy especial, pues siempre incondicionalmente me da alegrías y palabras llenas de esperanza y color. Es como un arcoiris, variopinta y siempre sorprendente. Todo lo que aprende me lo enseña, y lo hace con la certeza, que yo puedo en medio del regalo enseñarle algo!



Tiene la memoria llena de momentos alegres, tan vívidos como sus ojos. Recuerda claramente todo lo que hemos compartido, especialmente en los detalles más simples, pues para ella son los más significativos. Los describe con una precisión fantástica, los cuenta y rememora con el sabor de la alegría vivida, y de la esperanza de volver a juntarnos para repetir paseos y aventuras. Su esperanza esta basada en la certeza de la felicidad, a traves de la aventura de vivir. Siempre, sonrriente! me recuerda el valor de la alegría y la brevedad del tiempo. Entonces, hace la ecuación necesaria, para entender que no hay nada fuera del amor sincero. Ese amor que se ocupa del otro, sin esperar nada más a cambio que las palabras y la escucha.



También es una esponja! siempre deseosa de llenarse de ideas, de aprender y crear. Cuando he estado triste y mi corazón ha sentido la vulnerabilidad por falta de afecto o el dolor de la pérdida, ella me ha rescatado en la brevedad de un respiro. Su abrazo sincero, sus palabras sensatas y directas, sumadas a sus pequeñas y grandes manos, han reposado mi dolor, para luego (casi de inmediato) desvanecerlo! mostrandome la evidencia de la esperanza de la vida que germina en todo lo que me muestra, dice y hace. Y cuando la angustia, el dolor o la aturdimiento se han apoderado de mi, ella siempre valiente ha batallado para hacerme salir. Sus batallas son sencillas!! y a la vez, claras y enfocadas: "fácil, vamos hacer algo!" "Tengo un idea!!!" "tranquila..." con clara elocuencia y especial racionalidad, me recuerda lo esencial, dando prioridad a aquello que se convierte en una luz, o quizá en una montaña de alegría. Entonces, no puedo menos que decir que es la persona más coherente que conozco.



Genuina! y siempre atenta, es detallista y cuidadosa de nuestra amistad. No hay nada que no hagamos juntas, que no sea serio o parezca adulto, pero también pasa, que no hay nada entre nosotras que no sea divertido y juguetón. Es la combinación perfecta lo que hace, cada vez que nos unimos! Brillantes y explosivas son cada una de sus ideas, y me queda claro que siempre sus ideas están inconcientemente enfocadas en hacer memorable nuestros encuentros. Es invaluable lo que pasa cuando me sonrrie, con la certeza y la picardía que acompañan sus traviesas y juguetonas palabras. Siempre me quedo corta al describir la alegria y el bien que me hace, cada vez que compartimos.



Hoy, es Volver! como por estos días ando...

Volver a recordar, Gracias a Ella, qué:

La felicidad es posible en lo simple,

que el dolor se olvida si el alivio viene de una sonrrisa,

que las palabras sencillas y sinceras ocultan grandes y potentes verdades,

que no olvidamos lo esencial siempre que hay alguien para recordarnos lo sencillo,

que ese alguien, aún con cinco años de vida, te puede dar toda la sabiduría y el amor que sea posible dar.



Soy feliz! y parte de esa felicidad me la ha regalado y me la seguirá regalando, sincera, desinteresada y profundamente mi amiga Andreina!!