14 febrero 2009

Camino Lodoso

"Tanzan y Ekido viajaban juntos una vez por un camino lodoso. Todavía caía una pesada lluvia. Al llegar a una curva, encontraron a una linda muchacha con un kimono de seda, que no podía cruzar el camino.
"Vamos chica", dijo Tanzan al punto. Y levantándola en sus brazos, la llevó al otro lado del lodazal. Ekido no dijo ni una sola palabra hasta por la noche, cuando llegaron a un templo donde podían albergarse. Entonces, no pudo contenerse más.

"Nosotros los monjes no nos debemos acercar a las mujeres", le dijo a Tanzan, "especialmente si son jóvenes y hermosas. Es peligroso. ¿Porqué lo hiciste?"
"Yo dejé a la chica allá", dijo Tanzan. "¿Tú como que todavía sigues cargando con ella?"


No hay comentarios: